Muchos porteros y pocos delanteros en el Valencia

13 de junio de 2012
Share
Amparo Barbeta

El Valencia CF, con dos meses por delante para que arranque la competición, presenta importantes desequilibrios. Algo que preocupa y ocupa a la dirección deportiva porque cada día que pasa las ventas se deprecian y las compras se encarecen.

Con la venta de Aduriz al Athletic Club por 2,5 millones de euros -traspaso que aún no se ha oficializado-, Mauricio Pellegrino sólo cuenta con un delantero puro en la plantilla por lo que Braulio Vázquez está obligado a acudir al mercado -muy limitado por las cifras económicas en las que se mueve el Valencia- para reforzar esta posición ya que el técnico argentino considera que Paco Alcácer no está preparado para asumir esta responsabilidad.

Desde Argentina ayer apuntaban que el Valencia había llegado a un acuerdo con el delantero del Vélez Sársfield Juan Manuel Martínez, apodado Burrito Martínez, por tres millones de euros, pero el club de Mestalla, sin embargo, desmentía la información. Desde Portugal, mientras, anunciaban el interés por Ricky van Wolfswinkel del Sporting Lisboa. Un jugador que Braulio Vázquez ha seguido porque compartía equipo con João Pereira, recién fichado.

La precariedad en el ataque y la necesidad en reforzarlo -el club no contempla la posibilidad de que Jonas juegue de punta- contrasta con la saturación en la portería. Con el regreso de Miguel Angel Moyà, ya que el Getafe rechazó ejercer la opción de compra por considerar que pagar 2,2 millones de euros por el mallorquín era caro, son cuatro los porteros que están en nómina. A Moyà se unen Vicente Guaita, Diego Alves y Cristiano Pereira.

Y el Valencia necesita deshacerse de uno de ellos por varios motivos. Uno para ingresar dinero; dos, para ahorrarse una ficha; y tres, para evitar problemas de convivencia ya que se considera que, Guaita, Alves y Moyà compiten para ser titulares y, a la larga, eso puede ocasionar un problema ya que ninguno de los tres aceptaría de buen grado el rol de suplente. El Valencia confía en vender a Moyà ya que, a las órdenes de Luis García Plaza, ha hecho una buena temporada. Pero no se le quiere malvender por lo que se aguantará al jugador hasta que llegue una oferta interesante. La dirección deportiva aspira a ingresar por Moyà como mínimo dos millones de euros para recuperar parte de la inversión que se realizó hace tres años cuando se pagaron al Mallorca cinco millones por el guardameta que firmó hasta junio de 2014. De momento, al club no ha llegado ninguna oferta por alguno de los cuatro porteros. Y es que, aún no hace un mes que terminó la competición y los cuatro tienen contratos largos en vigor.

Etiquetas:

Contenidos relacionados:

  • Todavía no se han encontrado contenidos relacionados